Quienes son más valientes ¿Los que se van o los que se quedan?

132

Señalar a un grupo como más valiente que otro es un tema bastante complejo y subjetivo, ante la situación tan sensible que atraviesan los venezolanos. La verdad es que la migración es un tema de debate, resultado de una crisis económica que ha llevado a al menos 4 millones de ciudadanos a irse del país (datos del Instituto Nacional de Estadística).

Situación venezolana

Un país donde las empresas y fábricas anuncian su cierre, de hecho se estima que unas 50 empresas cierran diariamente en Venezuela en lo que va del año, las personas se ven en su mayoría en la necesidad de emplearse en trabajos informales, como el conocido “bachaqueo” un fenómeno cuya masificación agrava la crisis.

Se aprecia entonces como panaderías, tiendas, farmacias, supermercados, etc., con extensos anaqueles vacíos, muy pocas veces ofrecen lo que las personas necesitan. Personas fuera de restaurantes o ventas de comida rápida, comiendo de la basura. Las paradas de autobús repletas ante la falta de transporte público. Estos aspectos son solo una parte muy ligera de la realidad venezolana.

Los que se quedan

Para estos las razones pueden ser muy variadas, por ejemplo, está el que no se va porque no puede, ya sea porque no tiene pasaporte, por la edad, miedo o falta de dinero y es que ¿cómo ahorrar en un país con una crisis tan aguda?

Por otra parte, también están los que piensan que les conviene seguir en el país. En vista de que tantos se están yendo, las oportunidades laborales o de negocio quieren aprovecharlas. Los abriga una necesidad de que pueden y deben estar ahí.

Asimismo, existe otro grupo que se centran en la necesidad de defender sus espacios y luchar por su país.  En este grupo está el valiente que se queda en un país con tal panorama, porque espera que un día todo esto acabe para tener la satisfacción y ser merecedor de disfrutar por lo que tanto luchó.

Los que se van

Muchos señalan a estas personas de abandonar el barco cuando se está hundiendo. Sin embargo, para un venezolano y para ninguna persona debe ser fácil dejar a su familia, sus tradiciones, su clima, sus costumbres, todo lo que han hecho parte de su vida, esta decisión también es de valientes.

Se trata de enfrentarse a lo incierto. Muchas personas venden lo poco o mucho que tienen para poder contar con el dinero necesario para cubrir su viaje y costear sus primeras semanas o meses, mientras que consigue trabajo en otro país. La xenofobia, la competencia por un empleo con otros venezolanos y con los propios, la condición de ilegal que algunos deciden asumir ante la desesperación, son factores a los que muchos se deben enfrentar.